¿Qué es la Radioterapia?

Es un tratamiento que usa altas dosis de radiación para tratar el cáncer, que daña las células cancerígenas  y disminuye su capacidad de dividirse y crecer.

Dentro del cuerpo, las células tienen la capacidad de dividirse para crear unas nuevas, sin embargo las células cancerígenas se dividen a una velocidad mayor que las normales, para detener este crecimiento, se hace uso de la radiación sobre la zona afectada, produciendo roturas en las células cancerosas y causando la muerte de las mismas ya que no poseen la capacidad de reparar el daño causado como una célula sana.

Este proceso no destruye inmediatamente las células cancerígenas, se requieren días o semanas de tratamiento para poder dañar lo suficiente dichas células y posteriormente, estas pueden tardar incluso meses después del tratamiento para que mueran por completo.

Tipos de Radioterapia.

Existen dos tipos de radioterapia, radioterapia de haz externo y radioterapia interna, sin embargo estas son usadas de acuerdo a varios factores como los son el tipo de cáncer, el tamaño del tumor, su ubicación, historial médico, etc.

Radioterapia de haz externo:

En este tratamiento, la radiación proviene de una fuente externa al cuerpo la cual se ubica específicamente en la parte del cuerpo que se encuentra afectada por el cáncer.

Radioterapia interna:

Como su nombre lo indica, es un tratamiento en el cual la fuente de radiación es ubicada al interior del cuerpo, la cual puede ser sólida o líquida.

En el caso de la fuente sólida, también llamada braquiterapia, se utilizan cápsulas que contienen radiación, la cual es ubicada en el punto donde se ubica el cáncer o tumor o cerca de estos.

Se usa con frecuencia para tratar cánceres de cabeza y cuello, de seno, cuello uterino, próstata y de ojo.

Cuando la fuente es líquida se le llama terapia sistémica, en esta el tratamiento es suministrado por vía oral, intravenosa o inyecciones, la cual lleva la radiación a los tejidos del cuerpo que se encuentran afectados por el cáncer.

La radioterapia sistémica usa yodo radiactivo, o I-131, se usa con más frecuencia para tratar ciertos tipos de cáncer de tiroides.